Estos son los 5 barrios más cool de Holanda

portada

Visitar un país como Holanda es vivir más de un solo viaje dentro de la misma travesía: puedes escaparte al país de los molinos para un fin de semana e ir a “lo obligatorio” que aparece en la primera página de cualquier guía de viajes, o sacar tu lado más curioso y vivir durante más tiempo y descubrir sus numerosos planes para todo tipo de gustos, viajeros o estados de ánimo.

¿Y cómo podemos conocer mejor una ciudad estando de viaje? Pues está claro, para conocer Holanda desde dentro, tienes que perderte por sus barrios, siendo un vecino más de la zona, conociendo los locales donde los holandeses pasan sus tardes y siendo la persona más camaleónica a la hora de integrarse en su cultura.

En el post de hoy te presentamos los barrios más cool y que sabemos merecen la pena que conozcas, ya seas un intrépido conocedor de culturas neo-nórdicas o simplemente quieras visitar barrios especiales por los Países Bajos que no podrás conocer en ningún otro lugar.

NDSM, Ámsterdam

El costumbrismo callejero reinventado en arte: contenedores hechos apartamentos, grúas industriales convertidas en hoteles boutique, paredes llenas de lienzos grafiteros y mucha vida gracias a los mejores artistas locales.  El barrio NDSM en Ámsterdam Noord tiene un aspecto bohemio combinado con los colores de los sprays más dinámicos que atraen a los curiosos desde el otro lado del río IJ.

En verano este barrio levanta la persiana y recibe festivales como el DGTL, además, en la época estival, puedes acercarte a vivir el mejor verano en sus soleadas terrazas. ¿Conoces ya el mercadillo de IJ-Hallen? Es uno de los más grandes de Europa, ideal para escaparte y adquirir las mejores reliquias ¡Todo un hallazgo!

Stadhuiskwartier, Utrecht

El Stadhuiskwartier, situado en Utrecht, es conocido por ser uno de los barrios favoritos entre los compradores de cualquier tipo de artículo de moda raro o exclusivo. Desde casas de té con variedades de lo más especiales hasta tiendas de libros de lo más rocambolescas. Las calles más transitadas de este barrio son ideales para desayunar y tomar los cafés más inspiradores, o por qué no, un buen vaso de vino en el ambiente más chic.

El centro de Leeuwarden

El centro de Leeuwarden, ciudad situada al norte de los Países Bajos, es un barrio entrañable, un crisol de culturas, tiendas y restaurantes donde puedes encontrar los elementos más molones en el espacio físico más pequeño. Por la zona de Kleine Kerkstraat y Nieuwestad se agrupan una selección de tiendas de diseño holandés, tiendas de moda y efímeras. Semanalmente se celebra, además, un mercado semanal delante del Museo Frisón, dedicado a la cultura frisona. ¡Toda una inmersión al mundo holandés más profundo!

Zeeheldenkwartier, La Haya

El barrio Zeeheldenkwartier, en La Haya, es uno de los barrios más antiguos de Holanda. Aquí la mezcla es como una macedonia arquitectónica: desde mansiones enormes y de estilo clásico combinado con las tiendas de los diseñadores más cool y de escaparates vistosos y modernos. Las galerías de arte y el mercado semanal en la plaza Prins Hendrikplein hacen que el arte del barrio se respire por todos los poros de sus callejuelas.  Y qué decir de la parte gastronómica, puedes encontrarte desde vinotecas de lo más estilosas conviviendo con restaurantes indonesios. Esto solo para que te hagas una idea de lo que puedes encontrar en esta pequeña hermosa zona.

Strijp-S, Eindhoven

Si eres un intrépido buscador de barrios especiales, no puedes dejar escapar el barrio de Strijp-S en Eindhoven. Antes conocido como la «ciudad prohibida» (cual Indiana Jones), el barrio Strijp-S era una zona industrial a la que solo tenían acceso los empleados de Philips. Después de que la fábrica dejara la ciudad, este espacio se ha usado para el desarrollo del trabajo y la creatividad, así como apartamentos, galerías de arte o restaurantes.  Las tiendas combinan perfectamente la ropa de calle y la alta costura con el entorno industrial y estética atrevida. Los restaurantes como Radio Royaal también juegan con el maridaje entre la alta cocina y dispositivos de fábricas.

Además, si quieres completar tu experiencia en uno de los barrios más guays de Eindhoven, puedes hospedarte en el Blue Collar Hotel, dentro de la torre del reloj de Philips y disfruta de su bar, teatro, cabaret, … Todas las experiencias en un único establecimiento.

¿Suficientes motivos para seguir explorando Holanda, sus barrios más escondidos, anecdóticos y llenos de historia? No te los pierdas ni un minuto más y ven a descubrir más secretos de el país del Gouda con nosotros.

3 Me gusta.
0 No me gusta